El Bañuelo

descubre-banos-el-banuelo

El Bañuelo, uno de los baños árabes mejor conservados

En tu visita a Granada comprobarás que a cada paso por esta ciudad andaluza hay algo fascinante por descubrir. Un ejemplo es El Bañuelo, un baño árabe de época zirí situado en la Carrera del Darro, un poco antes de llegar al romántico Paseo de los Tristes.

visita-los-banos-el-banuelo

Historia de El Bañuelo en Granada

Se cree que estos baños árabes o ‘hammam’ fueron construidos en el siglo XI, en la etapa zirí. Concretamente, en la etapa correspondiente de los reinados de Badis y de Abd Allah (1038-1090), caracterizada por el uso del tapial hormigonado.

Aunque otros investigadores opinan que El Bañuelo de Granada se construyó un siglo después. Estos se basan en el tapial hormigonado y el ladrillo que forma machones y refuerzos en los vanos, técnicas constructivas típicas de esta época.

Para estos últimos el baño árabe se habría edificado en época del rey zirí  Badis, en el límite oriental del barrio de la qawraya castrense, que quedaba entre los muros de la Alcazaba Vieja.

El Hammam al-Yawza o Baño del Nogal, como era conocido, se construyó muy cerca de otras edificaciones adscritas al período zirí, como la Bab al-Difaf. Además se eligió para su localización una importante vía pública, junto a una de las puertas de la muralla, en una zona muy poblada y probablemente con una serie de tiendas que por aquel entonces se abrirían a la calle Bañuelo. Todo esto confería la importancia de la zona urbana elegida. 

Tiempo después, el Bañuelo sobrevivió a la conquista de los Reyes Católicos, a diferencia de la mayoría de baños similares. Desde su uso como baños árabes tan sólo han sufrido dos modificaciones, una con la construcción de vivienda particular y otra como lavadero público.

El nombre por el que lo conocemos hoy en día (diminutivo de baño) se le dio a finales del siglo XIX, por ser este más pequeño que los baños reales de la Alhambra. 

descubre-banos-el-banuelo

Uso del Bañuelo en la antigüedad

La función de estos baños árabes era la de servir de baños públicos para toda la comunidad. Estos baños reflejan la importancia para los musulmanes de la limpieza y la purificación a través del agua. Ya que antes de rezar debían estar purificados. 

A este baño venían los vecinos para lavarse y recibir otros tratamientos como masajes o para cortarse el pelo. 

Como podemos ver en las películas de la época, estos baños hacían también de lugar de reunión entre diferentes grupos de población. Los baños eran más frecuentados por los hombres, mientras que las mujeres tenían otro horario diferente y solían acercarse una o dos veces al mes. 

Las diferentes estancias del baño estaban cubiertas con bóvedas de ladrillo y lumbreras con forma de estrella, que es el elementos más característico de estos baños en la actualidad. 

Estas lumbreras tenían diferentes funciones: 

  • Iluminar la estancia interior 
  • Ventilar el edificio 
  • Aligerar el peso del techo 

Por otro lado, los muros estaban hechos por una mezcla de cal grasa con arena y piedras. Esta mezcla favorecía su aislamiento con el exterior, para mantener el interior en la temperatura idónea. 

vistas-del-banuelo

Cómo llegar a el Bañuelo y cuánto cuesta entrar

Puedes visitar este monumento en la Carrera del Darro, cerca de la Plaza Nueva y frente al Puente del Cadí. Está muy cerca andando del centro histórico de la ciudad, aunque también tienen aquí parada las líneas C31, C32 y C34.

Al Bañuelo se puede entrar con la entrada Monumentos Andalusíes, que también incluye el Palacio de Dar al-Horra, el Corral del Carbón, el Bañuelo y la Casa Horno de Oro. Cuyo precio es 5 euros. 

La entrada es gratis los domingos. 

interior-de-banos-el-banuelo

¿Te ha gustado el artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Índice de contenidos
Calendario de eventos
Entradas recientes
- HOTEL RURAL ALQUERÍA DE LOS LENTOS -
Leer más artículos